¡Que venga la primavera! …pero no la rinitis alérgica…

Remedios desde las terapias naturales

Falta poco para que venga la primavera, ya hemos podido disfrutar de algunos días soleados. *

¡Y qué ganas de salir, sacar el polvo acumulado durante el invierno, ventilar las casas y nuestros pulmones! Todo se vuelve verde desde el momento en el que las plantas se despiertan y empiezan a brotar con toda su fuerza. Y el aire se llena de pólenes, volando por allí y por allá, buscando un sitio donde aterrizar. Y allí estamos nosotrxs, con las fosas nasales bien abiertas para inspirar ese inconfundible aire primaveral.

Y es que no a todxs les va bien este aire primaveral, rico en pólenes, y además aquí en Barna rico en contaminación, polvo, tubos de escape etc. Hay muchas personas a las que se les amarga la primavera gracias a la rinitis alérgica: los ojos irritados y rojos, el moco saliendo de la nariz como agua de un grifo, y todo pica y molesta.

En la naturopatía contamos con muchos remedios, para combatir o disminuir los síntomas de la alergia al polen.

Entre estos remedios se encuentran herramientas como la ducha de nariz, la auriculoterapia (acupuntura o acupresión en la oreja -¡muy eficaz!-), la homeopatía o las Sales de Schüssler.

Un cambio en la dieta, sobre todo durante la fase crítica conduce muchas veces a buenos resultados y con una desintoxicación profunda es posible que las propias fuerzas autoreguladoras del organismo se estabilicen.

En todo caso, recomiendo empezar lo antes posible con las medidas, por que una vez en plena crisis es mucho mas difícil salir de allí.

Si estáis interesadxs en consejos o queréis venir a consultarme acerca de las posibilidades de la naturopatía para poder disfrutar de una primavera sin molestias, seréis bienvenidxs a poneros en contacto conmigo.